Planta de Tratamiento de lixiviados

Planta de Tratamiento de lixiviados

Los lixiviados producidos, tanto en el vertedero ya sellado, como en la nave de fermentación aeróbica de la planta de compostaje, son conducidos hasta las dos balsas dispuestas para su recogida y que poseen una capacidad de 1800 m3.

Los lixiviados recogidos en estas balsas son enviados a la Planta de Tratamiento de Lixiviados, con una capacidad de tratamiento de 100m3/día, para su depuración mediante proceso biológico de nitrificación- desnitrificación donde los compuestos nitrogenados son degradados biológicamente hasta nitrógeno molecular. Finalmente la instalación cuenta con un sistema de membranas de ultrafiltración donde se lleva a cabo una separación de la biomasa del permeado y posterior Ósmosis Inversa para el tratamiento terciario del permeado de ultrafiltración, realizando una separación físico-química de los contaminantes disueltos para proceder a su posterior vertido a la red de saneamiento o reutilización.

Con el fin de controlar el vertido a la red de saneamiento, se realizan analíticas diarias del permeado de los siguientes parámetros:

  • pH
  • Temperatura
  • Amonio
  • Nitratos
  • Nitritos
  • Fosfatos
  • Alcalinidad
  • DQO
  • Sólidos Totales
  • Conductividad

Trimestralmente se procede a la realización de una analítica, tanto de los lixiviados como de aguas superficiales y subterráneas, en diferentes puntos representativos, llevada a cabo por laboratorios acreditados para dar cumplimiento al Plan de Vigilancia Ambiental que establece el R.D.1481/2001 que regula la eliminación de residuos mediante su depósito en el vertedero.