Horno crematorio de animales muertos

Horno crematorio de animales muertos

Los procesos realizados en estas instalaciones tienen como objetivo la incineración de los cadáveres de animales recogidos en la vía pública, y los procedentes del Parque Zoosanitario Municipal y la Sociedad Protectora de Animales, permitiendo una eliminación correcta de este tipo de residuos.

El Horno Crematorio de animales muertos se encuentra situado en un edificio de planta rectangular de 400 m2, y tiene una capacidad de tratamiento de 800 Kg/h.

Los animales recibidos son almacenados en la cámara frigorífica, a una temperatura de 2°C, hasta el momento en que son incinerados.

Los gases que se producen en estas instalaciones son depurados en el reactor térmico, antes de ser expulsados a la atmósfera.