Mantenimiento y ubicación de contenedores de selectiva

Mantenimiento y ubicación de contenedores de selectiva

El mantenimiento de contenedores es un servicio de recogida que se encarga de solucionar las averías, roturas o incidencias que puedan producirse en cualquiera de los contenedores existentes en la vía pública. El servicio lo constituye un equipo de trabajo compuesto por un vehículo caja abierta con grúa, un conductor, un vehículo auxiliar y un operario.

Entre las distintas acciones que son llevadas a cabo por este servicio se distinguen las siguientes:

  • Reparación/reposición de alguna de las piezas del contenedor: tapa, rueda, freno, etc.
  • Reubicación de la situación de los contenedores. Esta acción puede ser llevada a cabo por el cambio accidental del mismo o bien por una solicitud del Servicio Técnico de Limpieza.
  • Limpieza y engrase de los mecanismos de desplazamiento, apertura de tapas, etc.de los diferentes contenedores.
  • Colocación de contenedores nuevos. Cuando se produce la quema de un contenedor o una avería que no puede repararse, la única solución factible es el cambio del contenedor por uno nuevo.

Generalmente este servicio se organiza mediante solicitudes del Servicio Técnico de limpieza del Ayuntamiento o mediante las incidencias detectadas en los contenedores por el servicio de inspección.

Procedimiento de trabajo.

  • En primer lugar se desplaza el equipo de trabajo desde el centro de trabajo hacia la primera ubicación de contenedores que requiere el servicio.
  • Una vez allí, el operario señaliza la zona de trabajo y efectúa las acciones que correspondan: reparación, cambio de piezas, engrase, ajustes, etc.
  • Finalizada la operación, el operario deberá colocar el contenedor en su ubicación correcta para desplazarse seguidamente hacia la siguiente ubicación de contenedores.
  • El procedimiento se repetirá por todos los contenedores asignados en el parte de trabajo diario.

Punto Limpio.

Un punto limpio es una instalación dedicada a la recogida selectiva de residuos que, por su naturaleza, no pueden ser depositados en los contenedores de residuos orgánicos. Esta instalación es exclusivamente para que sea utilizada por ciudadanos particulares. En cada uno de los contenedores dispuestos en forma de muelle se recogen, entre otros, los siguientes residuos:

TIPO DE RESIDUOS ADMISIBLES

LÍMITES MÁXIMOS

ACEITES DOMÉSTICOS

25 L

ACEITES DE MOTOR

15 L

FILTROS DE ACEITE

3 UDS.

BATERÍAS

2 UDS.

PILAS ORDINARIAS Y ALCALINAS

50 UDS.

10 UDS.

Esta instalación, dedicada exclusivamente a los ciudadanos, es totalmente gratuita, y está preparada para acopiar los residuos en contenedores de gran capacidad. Los residuos deben ser trasladados desde origen por el ciudadano, y depositados en los diferentes contenedores por el mismo. A la entrada de las instalaciones del punto limpio, un operario informará al usuario ciudadano sobre la forma de realizar el depósito de cada uno de los residuos; posteriormente se accederá a pie o en coche hasta una plataforma y, a lo largo de ésta, el usuario encontrará varios contenedores de gran capacidad, típicamente de 20 metro cúbicos. Cada uno de estos contenedores está preparado para almacenar cada tipo de residuo. Posteriormente, estos residuos son transportados a los centros de tratamiento y reciclaje, dependiendo de cada residuo.

Mediante los puntos limpios se acerca la cultura del reciclaje a los barrios, puesto que la distribución de los mismos será estratégica. De esta forma, los ciudadanos pueden desprenderse de estos residuos de forma ordenada y respetuosa con el medioambiente, fomentando un desarrollo sostenible necesario para el crecimiento de una ciudad.