MANTENIMIENTO DE FLOTA. EL FRENÓMETRO Y EL DETECTOR DE HOLGURAS

MANTENIMIENTO DE FLOTA. EL FRENÓMETRO Y EL DETECTOR DE HOLGURAS

Ahorro en costes de mantenimiento, mejora dedisponibilidad de flota, y aumento de la seguridad de vehículos y personas

FRENÓMETRO

La incorporación de estos dos equipos de trabajo que cumplen importantes funciones en nuestros talleres, el frenómetro y el detector de holguras, el taller de Limasa da un paso más en seguridad y eficacia en el manteniminento de los vehículos que componen la flota de la empresa.

Ambos equipos se utilizan en combinación con el foso de taller, lo que permite inspeccionar los vehículos desde abajo y detectar las posibles incidencias en los parámetros que se controlan con estas herramientas. El equipamiento es de la misma marca y modelo de los que se utilizan en las Inspecciones Técnicas Vehiculares (ITV), una gran ventaja como explicamos más adelante.

Frenómetro. Con este equipo se consigue mejor control del sistema de frenos de nuestros vehículos de flota junto a un mantenimiento más eficaz, y por tanto, aumentamos el grado de seguridad en los desplazamientos que realizan a diario nuestros compañeros con los vehículos de flota de recogida y limpieza. En cada nivel de mantenimiento se pasa el vehículo por el frenómetro para comprobar que el vehículo frena correctamente. Además, antes de mandar el vehículo a su correspondiente revisión de ITV se realiza una prueba de frenómetro para que la pase sin problemas y sin inconveniente de realizar una segunda revisión en taller y una segunda cita en ITV. 

Información técnica. El frenómetro IW4/7 LON CLASSIC está equipado con el clásico display  de dos  relojes analógicos y la conmutación automática del rango de indicación (0-4 / 0-40 KN). Mediante el indicador digital integrado se podrán ver informaciones de las fuerzas de frenado, diferencia de eficacia de amortiguación así como guías en el uso del equipo. Asimismo existe la posibilidad de ampliar el display analógico con hasta cuatro displays VARIODATA para  peso, presión  de frenado, eficacia de frenado, así como un display de texto contínuo para la guía del técnico.

Adecuación a nueva normativa. Como consecuencia de la aplicación de la Directiva europea 2010/48 relativa al procedimiento de medición de la eficacia de frenado de los vehículos de transporte de mercancías de masa máxima autorizada a 3´5 toneladas y los autobuses, se estableció la obligatoriedad de que a partir del 1 de Enero de 2012 los referidos vehículos deben realizar dicho procedimiento de revisión de los frenos en una estación de ITV. Para evitar que el vehículo que vaya a pasar la revisión esté cargado al menos en 2/3 de su capacidad, la División de Flota ha instalado de forma gradual (actualmente hasta el 80% de los vehículos)  un sistema de medición de las presiones en los circuitos de freno hasta la máxima de presión de trabajo, para lo que no se exige que el vehículo al realizar la revisión se encuentre cargado. Este procedimiento sólo puede ser utilizado por vehículos equipados con sistema de frenado puramente neumático y que dispongan de las correspondientes conexiones de presión del circuito de frenado accesibles en un lateral del vehículo para poder conectar el manómetro.

Detector de holguras. Este equipamiento permite la determinación rápida de defectos y desgaste en piezas de dirección, apoyos de rueda, amortiguación y suspensiones. Es un equipo que maneja 1 solo operario, permite la comprobación del juego del apoyo de rueda sin elevar el vehículo, y está compuesto de dos placas de prueba montadas a ras de suelo en los cimientos que permiten transmitir al vehículo una serie de movimientos vigorosos uniformes con accionamiento hidráulico, que permiten detectar holguras en manguetas (movimientos horizontales) y descubren posibles desajustes en las ballestas y en la barra estabilizadora (movimientos verticales).

 

En resumidas cuentas, se produce un ahorro en costes de mantenimiento, mejoramos la disponibilidad de flota, y aumentamos la seguridad de los vehículos y nuestras personas.