LA RECOGIDA DE RESIDUOS SUPERA LA CRISIS

LA RECOGIDA DE RESIDUOS SUPERA LA CRISIS

La cantidad depositada en los contenedores vuelve a crecer en 2014 tras el descenso de los últimos años

La basura inicia el camino de salida la crisis. La caída del consumo que se ha dado en los últimos años había tenido su reflejo en un progresivo descenso de la cantidad de residuos que los malagueños depositaban en los contenedores de recogida, ya sea de fracción resto o selectiva. A esta situación se suman otros aspectos que han entrado en juego en los últimos años como la menor utilización de papel en las empresas y negocios por la creciente implantación de soportes digitales en el día a día. Al mismo tiempo, se ha dado una progresiva reducción del peso de los embalajes y envases con que se presentan al público los diferentes productos y también con que se procede al transporte y al reparto de las distintas mercancías.

Pero en 2014, estamos notando señales de que esa tendencia empieza a cambiar, ya que ha crecido ligeramente tanto en el caso del papel y el cartón, como en el de los envases, el vidrio y la fracción resto, con notorios crecimientos en las fechas de mayor movimiento y consumo.

El balance de la recogida de residuos sólidos urbanos llevada a cabo por la empresa en la capital malagueña evidenció una tendencia en los últimos años de reducción progresiva que conoció el punto más bajo en el año 2013.

Esta caída se correspondía en concreto con los residuos depositados por los malagueños en los contenedores destinados al papel y el cartón. Si en 2007 la ciudad generaba un total de recogida domiciliaria de 301.618 toneladas, en 2013 la cantidad disminuyó hasta 241.783, siendo ésta un 5,29 % con respecto al año anterior, confirmando la tendencia negativa. Sin embargo, 2014 se cierra con un total de recogida domiciliaria de 245.532 toneladas, rompiendo la racha por primera vez en los últimos años.

La misma situación se da con los residuos depositados en los contenedores de recogida selectiva, que se han incrementado en las tres tipologías: papel/cartón, envases y vidrio. Concretamente, las variaciones positivas experimentadas en el transcurso del año son de  un 1,93% para el contenedor azul,  algo mayor para el contenedor amarillo, situándose en un alza del 4,63%, mientras que el vidrio se desmarca con una subida muy marcada del  7,78%. Estos tres parámetros totalizan un aumento de la recogida selectiva en 2014 respecto al año anterior del 4,16%.

Mención especial merece el mes de diciembre, el de mayor consumo histórico por parte de la ciudadanía, en el que se registró una espectacular subida en la recogida de vidrio del 69,01% que vino acompañada de las no menos fuertes subidas en las cifras de papel/cartón y envases recogidos, de 8,35% y 18,93% respecto al mismo período del año anterior.

Si a estas cifras las acompañamos del aumento ya indicado en la recogida domiciliaria del 1,55% los números nos dicen que los residuos depositados en los contenedores de recogida selectiva y fracción resto parecen superar tímidamente los años de la crisis. Quizás los residuos domésticos se estén mostrando como un indicador más de la actividad económica, del nivel de consumo que se da en Málaga capital.

Si quieres conocer más datos puedes descargar el pdf adjunto.