Barrido manual individual

Barrido manual individual

Barrido manual (imagen decorativa)El barrido manual individual es la operación de limpieza realizada por un solo operario que tiene a su cargo la limpieza de un determinado sector de la ciudad. Generalmente, la labor de este operario consiste en la limpieza con la ayuda de una serie de útiles y herramientas de las aceras, bordillos, áreas peatonales, alcorques y plazas de su sector. El barrido se efectuará siempre mediante una escoba grande, constituyendo la principal herramienta de trabajo de este servicio. El resto de útiles y herramientas son los siguientes: carrito porta bolsas, escobillo, recogedor, espuerta, tablillas, azada, llaves de papeleras y bolsas.


Procedimiento de trabajo.

El procedimiento de trabajo habitual de un servicio de barrido manual individual se puede describir en una serie de pasos:

  • Desplazamiento del operario a pie con los útiles y herramientas desde el centro de trabajo hasta el inicio del sector.
  • Colocación de una bolsa en el aro de que dispone el carrito porta bolsas.
  • Vaciado de las papeleras situadas en el acerado, o el tramo de calle seleccionado para comenzar a trabajar, en la bolsa dispuesta en el carrito.
  • Retirada de la hierba o maleza existente en el acerado con el uso de la azada.
  • Barrido de la calle (aceras, bordillos, alcorques, etc..) con la escoba, generando diferentes pilas de residuos, teniendo especial atención al entorno de los contenedores, introduciendo las bolsas de basura  que pudiesen existir fuera de los contenedores, en el interior de los mismos.
  • Retirada de eliminado de la vía pública los residuos vegetales como hojas, semillas, frutos caídos.
  • Retirada de tierra existente.
  • Retirada de excrementos.
  • Recogida de la acumulación de residuos previamente barridos con el uso del escobillo y el recogedor.
  • Acopio de los residuos en la bolsa del carrito. Una vez llena, la bolsa de introducirá en el contenedor más cercano bien cerrada.
  • El procedimiento se repetirá en todas y cada una de las calles del sector hasta la finalización del mismo

Características del servicio.

Los recorridos o itinerarios que siguen los operarios que realizan este tipo de servicio deben diseñarse siguiendo una serie de normas básicas. Estas normas van encaminadas a obtener como objetivo fundamental la optimización del servicio en cuestión de calidad de limpieza, mejora de rendimientos y necesidades de la zona en cuestión. Hay que indicar que el cumplimiento de todas y cada una de estas normas por todos los recorridos de barrido de una ciudad es imposible. En cualquier caso se trata de seguir una serie de pautas de diseño que, a la postre, nos aporte la mejor solución para acometer los servicios de limpieza viaria. Las normas más importantes para el diseño de un recorrido de barrido son las siguientes:

  • El punto de inicio y fin deberán estar lo más cerca posible al centro de trabajo, mejorando de esta forma la productividad.
  • Se efectuará el barrido de las calles y avenidas principales en las primeras horas de la jornada, dejando las vías secundarias para el resto de la misma.
  • Se tendrá en cuenta la existencia de centros escolares y de otra índole en el recorrido, de manera que se trate de ajustar la hora de limpieza antes de la entrada, así como estudiar la posibilidad de efectuar un repaso a la hora del recreo o a la salida.
  • Asimismo, se tendrán en cuenta los horarios de apertura y cierre de los comercios en las zonas de gran densidad de éstos.
  • Se evitarán desplazamientos del operario " en vacío " , es decir desplazamientos sobre zonas que ya han sido limpiadas.

El servicio de barrido manual individual se puede aplicar a cualquier zona de una ciudad, sin embargo existen vías concretas que, por sus características, acogen  mejor un servicio de limpieza diferente desde puntos vista a veces económicos, a veces de calidad de limpieza y en otras ocasiones de seguridad laboral. Por ello, existen otros tipos de servicios de barrido acordes a zonas con características especiales.