Baldeo manual con vehículo auxiliar

Baldeo manual con vehículo auxiliar

El baldeo manual con vehículo auxiliar es un servicio de limpieza realizado por un operario con la ayuda de un vehículo auxiliar dotado de una manguera y de grupo compuesto por un motor auxiliar y una bomba, capaz de incrementar la presión del agua procedente de la red de riego hasta valores cercanos a las 15 atm. De esta forma, aprovechando la presión del agua, se efectúa la limpieza de la red viaria, dirigiendo los residuos hacia la red de alcantarillado más próxima.

Procedimiento de trabajo.

El procedimiento de trabajo de este servicio es  bastante sencillo:

  • En primer lugar, el operario se desplaza con el vehículo auxiliar, desde el centro de trabajo hasta la zona que dispone de la red de riego.
  • A continuación el operario seleccionará la boca de riego inicial de trabajo y desenrollará la cantidad de manguera mínima imprescindible para trabajar en esa zona.
  • El  operario comienza a trabajar, cuidando el posible tránsito de peatones y evitando salpicar a vehículos y escaparates.
  • Una vez termina el tramo que le permite la longitud de manguera, desconecta la manguera y se dirige hacia la siguiente boca de riego para continuar el trabajo.

Características y ventajas de servicio.

Las ventajas que tiene este servicio son bastante grandes sobre el resto de tratamientos de baldeo:

  • Obtiene el rendimiento más elevado de todos los tipos de tratamientos de baldeo. La red de riego permite suministrar agua de forma constante, por lo que el servicio no tiene tiempos muertos en cuestiones de llenado de depósitos. Sólo se interrumpe el servicio en el traslado de una boca de riego a otra.
  • El ruido es mínimo. El equipo de bombeo que suministra agua a la red de riego suele encontrarse encapsulado.
  • La inversión económica en equipos mecánicos es baja.
  • Las zonas de trabajo serán aquellas que dispongan de red de riego, comúnmente centros históricos, grandes plazas y paseos peatonales.