¿Qué residuos debo depositar en cada tipo de contendedor?

¿Qué residuos debo depositar en cada tipo de contendedor?

Contenedor de fracción resto (verde o gris)

¿Qué  debo depositar en él?

Restos de carne, pescado, pan, fruta, verdura, cáscaras de huevo, de marisco y de frutos secos, tapones de corcho, bolsas de infusiones, posos de café, papel de cocina, restos de plantas y hierbas y demás residuos que no son envases ni están hechos ni de papel/cartón ni de vidrio.

¿Cuál es su destino?

La fracción orgánica más limpia se utiliza para obtener compost, un abono útil para la agricultura y la jardinería.

El resto se utiliza para producir biogás, una energía renovable que genera electricidad y que abastece al centro ambiental y los excedentes se exportan a la red eléctrica.

Recuerda:

La bolsa de los restos orgánicos debe estar bien cerrada para evitar los malos olores.

Podemos utilizar bolsas reciclables, aunque no es imprescindible. Estas bolsas permiten obtener un abono de más calidad, porque se degradan con la materia orgánica.

Nunca abandones las bolsas junto a los contenedores o las bocas  de los contenedores soterrados.

Procura no tirar líquidos.

Contenedor de envases

¿Qué puedes introducir en el contenedor amarillo?

Bricks, envases y bolsas de plástico, chapas y tapas metálicas, latas de bebida, latas de conserva, papel de aluminio, envases de yogures, bandejas de porexpan...

¿Cuál es su destino?

Los envases se llevan a la planta de clasificación. Cada material seleccionado se compacta y se embala para almacenarlo y distribuirlo a los centros de reciclaje. Se puede convertir en bolsas y envases de plástico de todo tipo, carpetas, papeleras, mobiliario urbano, etc. Nunca se producen envases destinados al uso alimentario, pero sí otros productos, como material de construcción.

Recuerda:

Deposita los envases sin tapones ni líquidos.

Nunca abandones los envases junto al contenedor.

Los bricks son difíciles de reciclar. Siempre que puedas elige productos envasados en  botellas de vidrio y no olvides reciclarlas.

Reciclar el aluminio es importante, porque si lo tiramos no se degrada y al incinerarlo produce emisiones de metales pesados muy contaminantes.

Contenedor de papel/cartón

¿Qué puedes introducir en el contenedor azul?

Periódicos, revistas, cajas de cartón, libretas sin la espiral metálica, sobres, bolsas de papel, folios, papel de embalaje o de regalo...

¿Cuál es su destino?

1. Los diferentes tipos de papel y cartón se separan en las plantas de reciclaje y se convierten en papel triturado.

2. Después se ponen en remojo para obtener pasta de papel, que se cuela para filtrar sus materiales férricos.

3. El agua utilizada se depura para devolverla a los ríos.

4. La pasta resultante se seca, se plancha y se envuelve en bobinas. De esta manera se consigue papel reciclado nuevo que se distribuye en las fábricas papeleras.

5. El papel reciclado se utiliza para hacer cajas nuevas, papel de embalaje y sacos para la construcción. 

6. También se fabrican objetos de papelería y se usan para la impresión de revistas, periódicos y libros. Incluso se convierte en papel higiénico. Una opción artística para reutilizarlo son las figuras de papel maché.

Recuerda:

Las servilletas de papel usadas van con la materia orgánica, en el caso de que dicha recogida esté ya implantada en el barrio.

Los cartones grandes deben depositarse plegados dentro del contenedor, para evitar los desbordamientos sobre las aceras.

Reciclar el papel y el cartón supone un ahorro del 85% en el consumo de agua.

El consumo de energía se reduce en un 65 %, así como el de las materias primas vírgenes.

No es lo mismo papel ecológico que papel reciclado. El papel ecológico es aquél que se elabora sin utilizar cloro en el proceso de decoloración de la pasta (de hecho, puede obtenerse papel ecológico a partir de papel reciclado), mientras que el papel reciclado es el obtenido a partir de papel viejo o residual, siempre que tenga por lo menos un 90% del peso en fibras de recuperación.

Contenedor de vidrio

¿Qué puedes introducir en el contenedor verde?

¡Aquí solo debes tirar botellas y envases de vidrio! Los tapones van al contenedor amarillo y los corchos al gris.

¿Cuál es su destino?

Este es el proceso que vive el vidrio después de pasar por el contenedor verde:

1. Se traslada a las plantas de tratamiento para ser analizado y determinar el grado de limpieza necesario.

2. Una zona equipada con imanes permite separar del vidrio los materiales férricos. Detectores automatizados controlados por ordenador llevan a cabo la depuración definitiva.

3. Después, el vidrio ya está a punto para crear nuevos envases.

Con el vidrio reciclado vuelven a hacerse botellas, tarros, vasos y otros objetos, idénticos a los elaborados con materias vírgenes. El vidrio es 100% reciclable y mantiene el 100% de sus cualidades.

Recuerda:

No debes tirar nunca cristal a este contenedor (proveniente de ventanas, espejos, etcétera) Aunque nos parezcan similares no debemos mezclarlos. El cristal debe llevarlo siempre al Punto Limpio (enlace a Punto Limpio).