La gestión de los residuos

La gestión de los residuos

Para eliminar eficazmente aquellos residuos que ya no se pueden reciclar, es necesario comenzar con una evaluación de los residuos que el centro genera, clasificándolos por sus características y su cantidad. Si no se conocen las características de la basura que generamos, no sabremos gestionarla.

Separando adecuadamente los recursos que arrojamos en la basura, ayudamos a su posterior reciclaje en Centro Ambiental de Málaga.

  • a.     Conoce el funcionamiento de la gestión de los residuos sólidos urbanos en Malaga.

Ciclo de la gestión de residuos (Gráfico)

 b.     Contenedor azul para papel y cartón.

 i.     Se deben depositar:

  • Periódicos, revistas, cómics, cajas y embalajes de papel o cartón, libretas, cuadernos, folios, sobres, folletos publicitarios, etc.

ii.     No se deben depositar (deben ir al contenedor de restos):

  • Papeles sucios (papel higiénico, servilletas, envoltorios, bollería, etcétera), papel de calco, papel o cartón encerado y papel o cartón plastificado                                                    

iii.     Beneficios de la recogida selectiva de papel y cartón:

  • Se evita la tala de árboles para extraer fibras vegetales.

             Disminuye la contaminación atmosférica y acuática.

  • Se reduce el consumo de energía y agua.
  • Disminuye el volumen de residuos que va a parar a los vertederos.
  • Se minimiza el impacto económico de la importación de papel y cartón.

c.     Contenedor verde para envases de vidrio.

i.     Se deben depositar:

  • Botellas, botes, tarros y frascos de vidrio.

 ii.     No se deben depositar (deben ir al contenedor de restos):

  •  Vidrios de ventana, parabrisas de automóvil, espejos, bombillas, lozas y porcelanas.

iii.     Beneficios de la recogida selectiva de vidrio:

  • Cada kilo de vidrio recogido y reciclado supone el ahorro de 1,2 kilos de materias primas.
  • Disminuye la contaminación atmosférica y de la aguas.
  • Se reduce el consumo de energía y el volumen de residuos que llega a nuestros vertederos.

d.      Contenedor amarillo para envases ligeros.

i.     Se deben depositar:

  • Envases metálicos como botes de bebida (cervezas, refrescos, etc.), latas de conserva, aerosoles -desodorantes, lacas, etc.- bandejas de aluminio para alimentos, tapaderas, chapas y latas de metal.
  • Envases tipo "brick", pueden ser bricks de leche, batidos, zumos, etc.
  • Envases de plástico, tales como botellas y botes de plásticos (agua, leche, zumos, champú, detergente, etc.), envases de productos lácteos (yogures, queso, mantequilla, etc.), bandejas y cajas de poliestireno o "corcho blanco", bolsas de plástico para alimentos (congelados, frutas, pan de molde, etc.), bolsas de aluminio para alimentos (infantiles, sopas, café, etc.), bolsas de tiendas y supermercados.
  • Envases y bandejas de productos de carnicería, charcutería, frutería, etcétera.

ii.         No se deben depositar:

  • Juguetes de plástico, peines y cepillos, bolígrafos, calculadoras, etcétera.

iii.         Beneficios de la recogida selectiva de envases ligeros:

  • Se reduce el consumo de energía y agua.
  • Disminuye de forma importante el número de residuos que van a parar a los vertederos (los envases representan un 50% del volumen y un 30% del peso de nuestra bolsa de basura).

 e.     Contenedor verde para el resto de los residuos.

En el contenedor de restos depositaremos todos aquellos residuos que no hemos podido depositar en los demás contenedores, así como la materia orgánica.

i.     Se pueden depositar:

  • Materia orgánica: restos de verduras, frutas, pan, bollería, cereales, legumbres, frutos secos, pastas, carnes, embutidos, pescados, cáscaras de huevo, hojas, posos de café, etc.

Todos estos materiales serán transformados en las plantas de compostaje, mediante un proceso controlado y seguro, en compost, excelente abono natural con el que se consigue enriquecer el suelo con vistas a la agricultura, la jardinería o las repoblaciones forestales.

  • Restos: papeles sucios y trapos sucios, vidrio de ventana, parabrisas de automóviles, espejos, bombillas, lozas y porcelanas. Residuos procedentes de la higiene femenina e infantil (pañales, compresas, profilácticos, etc.).

Estos residuos serán transportados al Centro Ambiental de Málaga donde se realizarán las operaciones de separación necesarias para segregar los materiales que son susceptibles de ser reciclados.

 f.     Residuos Urbanos Especiales.

Cada uno de los residuos urbanos especiales animales domésticos como, ropa,  electrodomésticos pequeños, aceite doméstico usado, bombillas, radiografías, chatarra, escombros, pilas,  medicamentos, tiene un sistema específico de recogida y tratamiento.

El depósito puede realizarse en los Puntos Limpios, fijos o móviles, ubicados en diferentes puntos de la ciudad. Para saber qué puedes depositar y dónde puedes encontrar el punto más cercano, consulta el apartado de Puntos Limpios y encuentra el más cercano.

En el caso de de residuos de muebles y enseres, antes de deshacerte de ellos llama al teléfono de atención al cliente gratuito, 900.900.000, donde se puede coordinar la retirada de esos residuos, de forma que permanezcan en la vía pública la menor cantidad de tiempo posible.

 g.    Iniciativas que pueden ayudar a hacer un buen uso de los contenedores:

  • Informarse e informar sobre qué tipo de residuos corresponden a uno u otro contenedor.
  • Depositar y motivar el depósito de residuos en los contenedores determinados.
  • Separar en recipientes especiales los residuos susceptibles de distintos aprovechamientos o que sean objeto de recogidas específicas.
  • Identificar claramente los contenedores para que no haya confusión a la hora de deshacerse de los residuos.
  • Mantener los contenedores de basura higiénicamente limpios para evitar los malos olores y la aparición de insectos y roedores.

 h.   Otras iniciativas que pueden ayudar a realizar una eficaz gestión de los residuos urbanos:

  • Depositar en un Punto Limpio o entregar a gestores autorizados los residuos peligrosos como tóners, tubos fluorescentes, pilas, etc.
  • Una vez usados, rechazar los materiales que dan lugar a residuos peligrosos.