Acciones para reducir la generación de residuos en los comercios

Acciones para reducir la generación de residuos en los comercios

a.     Buenas prácticas en el ámbito de compras y aprovisionamientos:

  • Entre productos semejantes, opte por el que tenga menos envases y embalajes.
  • Con carácter general, los envoltorios menos perjudiciales con el medio ambiente son los de papel o cartón.
  • Trabaje prioritariamente con proveedores certificados medioambientalmente.

b.     Buenas prácticas de recursos humanos:

  • Es importante que los trabajadores estén informados sobre la política de gestión de residuos de la empresa.
  • Procure nombrar a responsables de determinadas tareas integradas entre sus funciones profesionales a diario.

c.      Buenas prácticas respecto a los clientes:

  • Publicite en el local la política de gestión de residuos de la empresa.
  • Siempre que sea posible, trate de involucrar al cliente en esta política, informándole de cómo puede ayudar.

d.     Buenas prácticas de almacenamiento:

  • Almacene con seguridad para que no se produzcan roturas y así evitar la generación de residuos.
  • Mantenga los productos en buen estado de conservación para evitar su obsolescencia y que se conviertan en residuos.

e.     Buenas prácticas en el embalaje de los productos:

  • Fomente que sus clientes acudan a su comercio con una bolsa de malla o tela.
  • No embale los objetos que venda, salvo que sea imprescindible. A la hora de reducir los envoltorios se ha de prestar atención a que ello no implique una disminución de la seguridad de los productos.
  • No ofrezca bolsas, salvo que sea imprescindible.
  • Utilice envases fabricados con materiales reciclados, reciclables y biodegradables.
  • Recuerde no presentar sus productos alimenticios en corcho blanco.

f.       Buenas prácticas en la administración:

Con el papel de oficina hemos de utilizar estrictamente las pautas de "las tres erres":

i.     Reducir. Evitar el uso innecesario de papel o cartón. Procure utilizar papel reciclado y/o ecológico.

ii.    Reutilizar el papel y cartón hasta donde sea posible.

  • Dar uso a los folios por las dos caras, especialmente a la hora de imprimir o fotocopiar.
  • Elegir tipos y cuerpos de letra pequeños para los borradores de documentos confeccionados en ordenador.

iii.    Reciclar.

  • El papel y cartón que no tenga ya utilidad alguna ha de ser depositado en el contenedor específico para su posterior reciclaje.
  • Hemos de evitar el uso de papeles que dificultan o imposibilitan el reciclaje (plastificados, encerados, de fax, etc.) a menos que sea imprescindible.

g.     Respecto a los aparatos electrónicos y eléctricos:

  • Los residuos deben ser entregados y gestionados correctamente. Cuando compre un nuevo aparato para su negocio, puede llevar el antiguo al establecimiento donde realice la compra y ellos se encargarán de gestionarlo adecuadamente. En el caso de que la entrega del aparato antiguo no se deba a la adquisición de uno nuevo, debe ponerse en contacto con un gestor autorizado para la gestión de aparatos eléctricos y electrónicos.
  • Los cartuchos de tóner y tinta pueden reutilizarse. Para ello, debe ponerse en contacto con un gestor autorizado. También cuando adquiera nuevos cartuchos puede solicitar a los proveedores que se hagan cargo de su recogida.

h.     Respecto a los materiales de oficina:

  • Priorice los reutilizables: portaminas, bolígrafos recargables, archivadores con anillas, etc.
  • Dé nuevos usos a bandejas para folios, portalápices, etc.

i.       Buenas prácticas en la limpieza:

  • Recuerde que no va a conseguir más limpieza o blancura por utilizar más detergente del indicado.
  • Si es posible, evite los ambientadores. Opte por airear los establecimientos y la utilización de plantas aromáticas.
  • Nunca emplee aerosoles, en todo caso, pulverizadores.

j.       Buenas prácticas en las obras y reformas:

  • Contrate a empresas que tengan presentes la gestión y el reciclado de los residuos.

k.      Buenas prácticas en la publicidad:

  • Publicitar su comercio mediante folletos indiscriminadamente repartidos por la calle o los buzones no es eficaz y tiene un alto impacto medioambiental.
  • Busque formas alternativas y diferenciadoras respecto a la competencia que le permitan llegar al público.

l.       Buenas prácticas en los residuos derivados de la restauración (hostelería):

  •  Se ha de prestar especial atención al aceite sobrante de guisos y frituras. El aceite vegetal que utilizamos en nuestras cocinas nunca se ha de verter por el desagüe porque es un potente contaminante: se calcula que un solo litro de aceite puede contaminar, si acaba en las alcantarillas, hasta1.000 litrosde agua.
  • Si tenemos en cuenta que en nuestra región vivimos aproximadamente dos millones de personas y que se consumen alrededor de cuatro litros de aceite por persona y año, si no reciclamos el aceite usado en la cocina, los castellano-manchegos contaminaremos al año unos 8.000 millones de litros de agua.
  • Ante esta situación, existe un sistema especial de recogida del aceite usado con fines culinarios (gestores autorizados) en el que deberemos depositar el aceite que no podamos reutilizar.
  • Infórmese de los horarios establecidos en su zona para el depósito de los diferentes residuos y respételos.