Reducción de consumo de energía y reutilización general de recursos

Reducción de consumo de energía y reutilización general de recursos

Muchas veces no nos fijamos en los refrigeradores, ordenadores, las grandes lámparas, el fax, la fotocopiadora y muchos otros aparatos que utilizamos dentro de nuestros colegios y escuelas. Quizás sólo unas pocas veces nos hemos planteado cuánta energía consumen, y menos aún, cómo podríamos disminuir ese consumo. Las siguientes son algunas iniciativas que nos podrían ayudar:

  • Hacer un uso adecuado de la luz eléctrica. Las salas generalmente tienen mayor capacidad de iluminación que la necesaria, por lo que es conveniente ajustar su uso a las necesidades reales y aprovechar al máximo la luz natural abriendo todas las cortinas y persianas que cubren las ventanas.
  • Recordar siempre apagar las luces al salir de una sala situando pegatinas o carteles al lado de los interruptores.
  • Apagar los equipos electrónicos cuando no están en uso. Muchas veces ordenadores, faxes, fotocopiadoras e impresoras están encendidos y no están siendo utilizados, produciendo un calor innecesario y gastando energía inútilmente
  • Apagar los monitores cuando los ordenadores deban mantenerse encendidos y no sea necesario trabajar con la pantalla.
  • Mantener las ventanas bien cerradas durante el frío, para que se pueda conservar el calor y no gastar innecesariamente en calefacción.
  • Verificar que los sellos de las ventanas estén en buen estado.
  • Aprovechar la luz solar generada mediante paneles solares.
  • Los residuos de aparatos electrónicos deben ser gestionados por los mismos proveedores, que se hacen cargo de su recogida cuando finalizan su vida útil y se compran aparatos nuevos.
  • Los cartuchos de tóner y de tinta pueden entregarse para su reutilización. También se puede solicitar a los proveedores que se hagan cargo de su recogida.
  • Hay que evitar aquellos productos de un solo uso, optando por bolígrafos que se puedan recargar, portaminas, archivadores con anillas para añadir folios, etc.
  • Sustituir los rotuladores por lápices de colores.
  • Reutilizar materiales como los portalápices o las bandejas para depositar los folios, etc.