Recogida selectiva de residuos de aparatos eléctricos y electrónicos

Recogida selectiva de residuos de aparatos eléctricos y electrónicos

Con el objetivo de disminuir el volumen de residuos generados, así como fomentar su reutilización, reciclaje y valorización, la recogida selectiva de los aparatos eléctricos y electrónicos necesita de la implicación de usuarios, productores, distribuidores y administración.

Los principales aspectos de la recogida selectiva que se deben conocer son los siguientes:

  • Los usuarios pueden entregar sus antiguos aparatos eléctricos o electrónicos a los distribuidores de compra sin que ello suponga un coste adicional, cuando hayan adquirido un equipo de las mismas características que el antiguo. Cuando se adquiera, por ejemplo, un nuevo frigorífico, serán los distribuidores de compra, aunque se trate de una marca distinta, los encargados de recoger el antiguo frigorífico.

NOTA: Los distribuidores sólo tienen la obligación de recoger el viejo aparato si se compra uno nuevo; en caso contrario deberá llevarlo usted mismo al Punto Limpio más cercano o llamar al Teléfono de atención al Cliente gratuito, 900.900.000 y coordinar la retirada del mismo con el Servicio de Recogida de residuos de aparatos eléctricos y electrónicos.

  • Los ayuntamientos deben gestionar la recogida selectiva que no competa al distribuidor. Además los ayuntamientos podrán almacenar los residuos de los aparatos que no procedan del hogar, previo acuerdo con los distribuidores.
  • Los productores deben establecer sistemas de gestión, individual o colectivamente, para asegurar que todos los residuos de aparatos eléctricos y electrónicos son gestionados correctamente (principio de responsabilidad del productor).
  • Los productores de aparatos eléctricos y electrónicos, desde los distribuidores o desde las instalaciones municipales, a través de los sistemas de gestión creados para tal fin, deberán recoger los RAEE´s con la periodicidad necesaria y trasladarlos a las instalaciones de gestión autorizadas.